domingo, 26 de mayo de 2013

Los 15


Con este post no pretendo criticar ni un antes ni un después de un suceso tan lindo como el cumple número 15 de las muchachas. Solo haré una comparación, lo demás queda para que los lectores saquen sus propias conclusiones. Tampoco haré alusión a esa otra época descrita tan magistralmente por Luis Carbonell, el Acuarelista de la Poesía Antillana, con su archiconocido: Los 15 de Florita, popular en Cuba y en buena parte del Mundo.

“Disfruté” de la primera Fiesta de 15 a la edad de 10 años, y entrecomillo “disfruté” porque realmente me duró lo mismo que un suspiro. Yoly, mi vecina y amiga me llevaba cinco años y mis padres me autorizaron a que asistiera a su celebración hasta que ella bailara el vals, en este caso no fue acompañada por 14 parejas.

Ese día miré a Yoly cual suerte de Princesa, se veía muy linda y los jóvenes que me pasaban la mano por la cabeza y preguntaban quién era esa niñita de bata azul bordada de blanco, luego fueron mis amigos y algunos hasta mis enamorados. A partir de ese momento empecé a soñar con mis 15 marzos, sin detenerme a fabricar en mi imaginación una fiesta en sí misma, solo ensueños.
Pasó muy lento ese lustro para mí, no llegaba, aunque a través de esos años sí me fui integrando al grupo de las fiestas. Me dieron permiso en casa para participar en la primera con todas las de la ley, a la de Marlene, también amiga y vecina. Me divertí como nunca, bailé hasta el cansancio, ¡mentira! a esa edad no me cansaba.
También bailé el vals de mis más allegadas y asistía, como todos en ese entonces, a otras que ni siquiera conocíamos a la homenajeada, pero nos conseguían las invitaciones. El empeño era bailar, bailar y bailar…, no tomábamos ni agua, ahora me pregunto, ¿cómo no llegábamos a la deshidratación?
Por lo general las chicas celebraban esa edad en sus propias casas, de familiares o en el Cabaret Caribe, entre otros sitios…Ya nos llegaba la hora de la verdad a mi prima Lily y a mí. Yo le llevo a ella un mes y diez días, por lo que nuestros padres empezaron a “cocinar” una sola celebración para las dos en el mencionado Caribe. Al inicio nos pusimos muy contentas, llegamos a hacer planes aunque no éramos muy dadas a esa “exhibición colectiva”, sin embargo, lo aceptamos, ya teníamos escogida la música y casi todo, Ferreiro, Angelito y otros eran los encargados de “montar” el vals, teníamos que escoger. En mi caso, no me decidía por quién sería mi pareja, esa era una y siguió siendo incógnita porque un buen día Lily prefirió irse a la playa con ese dinerito.
Y lo confieso; me quité ese peso de encima, dije que sola no, que no estaría a la vista de todos como un “león enano”, expresión que causó risa a mis padres; no obstante, la respetaron.
La juventud de entonces, la mía, celebraba sus 15 con 14 parejas; una música para la entrada, el vals, otra más movida, y la salida. Las cumpleañeras se quitaban su atuendo, se vestían muy bonitas con un fugaz cambio de ropaje y sanseacabó, a bailar como si el mundo se fuera a acabar. Al día siguiente, en algunos de los casos, se realizaba una “descarga”, o sea, una fiestecita al mediodía, con ropa más sport y todos más relajados, empezando por la quinceañera.
La foto que ilustra este recuento, previa consulta con la homenajeada, pertenece a los 15 de María Eugenia Gras Pérez, la más inteligente de mi grupo, era y es una lumbrera que me ayudaba mucho en mis “trabadas” Matemáticas. Ella me dio su anuencia para publicarla y hasta risa le dio. Hija de catalán que decidió regresar a sus raíces con su familia cubana, por eso vive en Girona, España; Agustín, su esposo es catalán y tiene dos hijos que también lo son. Su casa aquí se convirtió por días en un hervidero de sus amigas y amigos más cercanos, nos divertimos tanto en los ensayos que creíamos la fiesta no lo superaría y, por suerte, nos equivocamos. Su hogar de entonces es hoy la sede de la Orquesta Maravilla de Florida, quiere decir que allí, en esa casa del reparto La Vigía, de Camagüey, Cuba, sigue la música.
En los tiempos que corren, cuando nacen más varones que hembras y no se asegura el reemplazo, desde que una bebita ve la primera luz sus padres comienzan con el tormento, sí, porque para mí sería un tormento, de abrir una cuenta bancaria intocable para los 15 de la niña. Quiera esta o no los 15 van, así es en la mayoría de los casos, porque: “Después de tanto sacrificio cómo no celebrarlos”.
Hay casas destinadas a “recibir con los brazos abiertos” todos los contratos posibles y hasta los imposibles, y también está el Palacio de los Matrimonios donde aparte de los casamientos, son celebrados cumpleaños de niños y de quinceañeras. Esos contratos en las casas cuestan los dos ojos de la cara, las muchachas se cambian de vestuarios completos, con la inclusión de los zapatos no sé cuántas veces, todo lo pone la casa convenida, y yo me pregunto: ¿y después?
Mi modesta opinión es que se gasta mucho en un solo día, cuando considero agobiante el ajetreo de la muchacha que incluye fotos, otras montadas con artistas famosos que jamás han puesto sus pies en este país y vídeos. ¿Todas esas chicas estarán de acuerdo con tal “tortura”? creo que deben ser oídas, porque esa edad de ilusiones puede convertirse en un sentimiento vacío y quizá prefieran esa casi fortuna para un después y no quedarse de un día para otro sin nada porque todo lo que usan es alquilado.
A los 15 años y un día, así de sencillo, no tienen un centavo y poco que echarse encima.
Luego de esta comparación de épocas que será interminable mientras exista la especie humana, sugiero a los lectores, además de los comunes comentarios, que si se reconocen allí lo hagan saber, y si identifican a los demás lo mismo. Allí yo tenía 14 años. Creo que sería entretenido y algo así como volver a vivir, eso es recordar.

13 comentarios:

  1. Querida Cuqui, muy lindo recordar los 15, cosas pasadas, y presentes, porque esta fiesta de las niñas siempre estaran, mas o menos iguales o diferentes pero es una tradicion. Cuqui a ti te vi la segunda muchahca a la derecha con el pelo largo, y ahora me acorde de Maria Eugenia, hay caras que conozco pero no me acuerdo quienes son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, y sí esa soy yo, solo que no sé quién eres tú. Optaste por acudir a la opción de Anónimo, pero como no firmaste no sé a quien le respondo.
      De todas maneras mil gracias por leerlo y comentarlo, mis cariños...

      Eliminar
  2. Que bueno amiga retroceder los años, en esa foto estoy yo y que bien la pasábamos ya esa tradición se perdió,que tiempos aquellos. Lelis Gonzalez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así comentó Lelis Gonález en Facebook y me tomé la libertad de colocarlo aquí y así los que entren irán conociendo quién se ha identificado.
      Creo que Lelis es la sexta, empezando por la derecha, ¿sí?, mis cariños

      Eliminar
  3. soy tu amigo que esta de paso por Paris, pero que no dejare de leerte porque todo lo que tocas con tu pluma lo conviertes en poesia, me parece maravillosa la idea de tu nuevo blogs siento que te permite y volar y ser verdaderamente tu

    ResponderEliminar
  4. Eso de "soy tu amigo" sin colocar tu nombre hasta cierto punto me da gracia, pues no sé quién puedas ser, tampoco conozco de alguien que ande por París.
    De cualquier manera te agradezco la entrada al blog y eso de que no dejarás de leerme y todo lo bonito que escribiste.
    Soy verdaderamente yo por algo muy sencillo, escribo cosas que han tenido que ver con mi propia vida, recibe mi saludo, Cuqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi amigo de paso por París: Dirás que ya voy camino al "alemán" (Alzheimer). Anoche fue que recordé hacías escala en París. Te deseo éxitos y cuídate, tu amiga.

      Eliminar
  5. Q linda ilusion verdad ahora las quinceañeras lo hacen de una forma diferente ,prefieren las fotos artisticas q no menos bellas pero en algunas se les va el rostro angelical de los quince años,yo diria q me quedo como piquirgua a la antigua porque creo es mas bello celebrar unos quince verdad ?por eso te apoyo en este recorrido por los sueños de toda adolescente. Un beso de tu amiga espe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas amiga, una edad de ilusiones de verdad, lo malo es que los años pasan demasiado rápido, al menos eso me parece a mí.
      Yo también me quedo como Pijirigua, a la antigua, ja ja ja, me has hecho reír.
      Otro beso para ti...

      Eliminar
  6. Mil gracias amiga prima es un bello regalo del recuerdo yo estoy justamente detras de ti, es posible que no me reconozcas porque desde los 17anos tengo el pelo rubio y ahi lo tengo natural negro.Baile ese vals con Pacho Hernandez Caymares y los recuerdos son lindisimos.Ahi esta nuestra querida amiguita Josefina QPD la cual se fue muy jovencita. Hay muchachas que no logro reconocer.Un beso grande para ti y familion. Mirthica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirthica, mi prima-amiga, claro que te reconozco, solo lo pongo así para que la gente se busque y se encuentre, y a Pacho lo mismo, también lo identifiqué. Ahora te pido permiso para colocar tu comentario de FB en el propio blog, ahí se queda...besitos para ti y los tuyos, Cuqui

      Eliminar
  7. "CUQUI ,MUY BUENA FOTO Y TU QUEDASTE COMO SIEMPRE MUY BELLA,GRACIAS POR TU MENCION EN TU ESCRITO,TRATA DE PONER MAS FOTOS DE ESA EPOCA ,SALUDOS TU AMIGO,ANGEL"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angelito, gracias por tu comentario, pero los años pasan, ja ja ja y son implacables...y nada que agradecer por mencionarte, es la realidad de la época. Trataré de colocar fotos, ya veré. También te pido permiso para colocar tu comentario de FB en el blog, pues como siempre digo, allí queda registrado, cariños, Cuqui

      Eliminar